El síndrome del mandarín (Desventuras de un embajador británico)

  • Raúl Andrés Sanhueza Carvajal Universidad Complutense de Madrid

Resumen

Neville Henderson fue clave en la política de “apaciguamiento” emprendida por los Gobiernos del Reino Unido y Francia ante Hitler. Henderson buscó ciegamente el entendimiento con el nazismo. Trabajó por el éxito de la Conferencia de Múnich, se deprimió con la ocupación de Praga y entregó la declaración de guerra inglesa en la Wilhelmstrasse en 1939. La etapa berlinesa de Henderson guardó estrecha relación con acciones donde había mostrado su incapacidad para entender los cambios políticos y los deberes hacia el Servicio Exterior Británico. En la manera como entendió su misión, el mandarín suplantó al servidor público.

Publicado
2020-02-13
Sección
Estudios Históricos